Zorro blanco polar

Zorro del Ártico

Zorro blanco en la nieve 
Otros nombres: Zorro polar, zorro blanco o del ártico.

Animal mamífero de la familia de los cánidos cuyo nombre científico es Alopex lagopus, está caracterizado por una forma corporal poco estilizada, preparada para las temperaturas extremas de su hábitat. Posee formas pequeñas y redondeadas, ideales para soportar el clima característico de su entorno natural, la tundra más próxima al polo y esporádicamente las extensas zonas heladas alejadas de tierra firme. Las principales características son: unas orejas pequeñas y redondeadas, unas patas cortas y protegidas por un denso pelaje, un hocico corto y chato, una cola protegida por su pelaje y un cuerpo redondeado y pequeño que proporciona menos contacto con el exterior, convirtiéndose esto en una ventaja para limitar la propagación del calor corporal. Su dieta se compone básicamente de las pequeñas cazas que realiza como conejos, ardillas, y lemmings (especie de ratones) así como de las carroñas que dejan algunos predadores más grandes que él. Sin embargo, una de sus características más llamativas es el cambio del pelaje, coincidiendo este con el tránsito de las estaciones. De esta manera en invierno, el zorro ártico posee un pelaje denso y tupido de color blanco o azulado, dependiendo del individuo y de la zona en la que habite. En verano, su pelaje es de un color “pardo grisáceo”(ver en la bibliografía Biblioteca Encarta, el zorro). Esta técnica de camuflaje y protección es innata ya que está determinada por los genes, proporcionándole así un mecanismo de camuflaje, a la vez que de protección. Esta característica es el resultado evolutivo de la lucha por supervivencia debido a los escasos recursos que hay en la naturaleza. Tanto en los depredadores como en las presas, tales técnicas son visibles en muchos animales. En el caso específico del zorro ártico, este puede ser predador a la vez que presa, dependiendo lógicamente de las circunstancias que lo rodeen. El camuflaje es idóneo tanto en verano, como en invierno. En verano porque los tonos de su pelaje coinciden con el de la vegetación de su medio más cercano, que en este periodo del año corresponde a las “hierbas cipréceas y arbustos enanos de la familia de las ericáceas, junto con asociaciones de musgos y líquenes” (ver en la bibliografía Biblioteca Encarta, la tundra). En el invierno su pelaje está en perfecta armonía con su entorno, el cual consiste en una densa capa de nieve característica de esta época del año. Debido a lo anterior el zorro ártico se aprovecha de sus facilidades para camuflarse, dedicándose a cazar presas, así como a escabullirse de sus posibles enemigos, entre otros el oso o el lobo. Este mecanismo repercute directamente en el medioambiente ya que el zorro ártico está en constante actividad a lo largo de todo el año, interfiriendo de forma directa en el equilibrio de la naturaleza con respecto a otras especies animales.

Fuente: http://web.educastur.princast.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s